La figura del mediador de la lectura en la novela Las ventajas de ser invisible

Hace algunas semanas comencé a pensar en cómo mediar la lectura de la novela Las ventajas de ser invisible (2012) de Stephen Chbosky en la biblioteca escolar (educación media/secundaria). Era evidente que el enfoque de una breve actividad debía apuntar al interés de los/as lectores/as de la comunidad escolar ¿Cómo mediar un éxito de ventas? fue mi primera inquietud.

El foco estaba en descubrir una temática que conectara al alumnado y les hiciera reflexionar. A partir de estas inquietudes es que modelé una biblioactividad (así las llamo y así se han hecho amigos/as de mis mediaciones en torno a la lectura) que pusiera el acento en la relación del protagonista con la lectura, puesto que es un aspecto que resalta fácilmente.

Profesor Bill Anderson
Fuente: https://cutt.ly/PwrjZwT

1.La figura del mediador de la lectura en Las ventajas de ser invisible.

Antes de contarles la actividad que realicé en la biblioteca escolar (BE), quisiera detenerme en la figura del mediador/a de la lectura. En la novela se ve representada fielmente a través del profesor Bill Anderson quien, además de ser docente, es un puente entre Charlie y los clásicos de la literatura norteamericana.

No tengo mucho tiempo porque mi profesor de Literatura Avanzada nos ha mandado un libro para leer y me gusta leerme los libros dos veces. Por cierto, el libro es Matar a un ruiseñor. si no lo has leído, creo que deberías hacerlo, porque es muy interesante (Chbosky 17)

Mediante las cartas de Charlie es posible visibilizar su trayectoria como lector y los distintos mecanismos que emplea su profesor para que él se sumerja en la lectura y escritura. Además, sin saberlo, Charlie se transforma en un mediador que invita a leer las obras que va relatando en sus cartas a los/as lectores/as.

Para Pedro Cerrillo es de primera necesidad la formación de un ciudadano lector competente, crítico de lo que lee porque es la única manera de desarrollar la competencia lectora en el siglo XXI (1). Claramente el desarrollo, así también como la educación, ha de ser mediada por un profesional competente y hábilmente capacitado para ser un puente positivo para quienes se encuentran en una etapa de adquisición de habilidades (y competencias) como es la lectura.

Esa competencia lectora es la que hará posible, además, el paso a la “competencia literaria”, que es la competencia que permite a la persona ejercer la libertad de la palabra y las ideas, por medio de la que podrá construir significados propios, que pueden ser contrarios a los que le son impuestos desde cualquier instancia o institución (Cerrillo 1)

Charlie explora desde distintas novelas y reflexiones la recepción de la obra leída. Este ejercicio le permite recibir retroalimentación de su maestro y recomendaciones para próximas lecturas. Es su madre quien se entera de estas actividades y le pregunta por qué Bill (el profesor) no lo promueve de nivel en Literatura de segundo a tercero. Resulta interesante la respuesta que proporciona el docente: “Y le conté que Bill dijo que esas eran básicamente las mismas clases aunque con libros más complicados y que aquello no me ayudaría a mejorar” (Chbosky 18). En efecto, como un buen mediador de la lectura es muy importante respetar la trayectoria de cada lector y no forzar el avance, porque es posible cometer errores como, por ejemplo, frustrar una lectura y a un/a lector/a. Es certera la afirmación que nos proporciona Cerrillo durante la conferencia “Sociedad y lectura. La importancia de los mediadores en lectura” cuando dice que el lector no nace, se hace; pero el no lector también (2). Entonces ¿cuáles son las características que “debería” tener un/a mediador/a en lectura? y específicamente ¿Por qué podemos afirmar que el profesor Bill es un mediador en la novela estudiada?

Me apoyaré en el ejemplo de Bill para aplicar lo que “debiera ser” un/a mediador/a de la lectura de acuerdo a lo que establece Pedro Cerrillo. Antes de continuar, es menester señalar que no existen moldes ni fórmulas para “ser o no ser” mediador/a de la lectura, puesto que cada contexto es heterogéneo y diverso en Chile y Latinoamérica. Volvamos a la figura de Bill como un mediador especializado en Literatura, se puede afirmar que es un lector habitual y está plenamente convencido de las bondades de la lectura. Sin duda no podemos cuestionar que un mediador como Bill cree firmemente en su trabajo como puente entre sus estudiantes y las obras leídas, por lo tanto, se constituye como un facilitador del proceso lector y las habilidades que facilitan la lectura y escritura (junto con la reflexión). El docente es conocedor de un canon de lecturas literarias (clásicas de la literatura norteamericana) que pueden ser iniciáticas en la formación literaria de un/a joven más allá de las sugeridas en el curriculum escolar (Cerrillo 4). En síntesis, se presentará el conjunto de competencias que se pueden apreciar en el personaje analizado y además se sugieren capacidades, voluntades, actitudes y “requisitos” que debieran dotar a los/as mediadores/as en lectura:

Ser un/a lector/a habitual, convencido de las bondades de la lectura

Conocimiento del grupo y capacidad para promover su participación

Una dosis de imaginación y creatividad

Creer en su trabajo de mediación con compromiso y entusiasmo

Capacidad para acceder a información suficiente y renovada

Conocimiento del contexto de procedencia de los destinatarios ¿Quién es mi audiencia?

Poseer formación literaria que posibilite conocimientos acabados en cuanto a temáticas como: proceso lector, canon de lecturas, teoría y práctica en cuanto a las técnicas de animación lectora, LIJ, por mencionar algunas.

Cerrillo (4)

¿Cómo es tu relación con la lectura?

A partir de la reflexión realizada en torno a la figura del mediador de la lectura, se realizó una actividad en la biblioteca escolar (BE) que consistió en una socialización de la novela Las ventajas de ser invisible que buscaba reflexionar sobre la relación que tiene el alumnado con la lectura. Se les preguntó a los/as estudiantes si en su entorno más cercano había un personaje como Bill que promoviera la lectura con ellos/as. Lamentablemente, una mayoría no tenía en sus vidas a un/a mediador/a de la lectura en mente y no supo responder concretamente quien ejercía ese rol en sus vidas.

Posteriormente, escribieron en una hoja adhesiva de color cómo era su relación con la lectura. Les muestro en el resultado en la siguiente imagen:

Trabajo realizado en la biblioteca escolar del Colegio Superior del Maipo.

El ejercicio de escritura sirvió para sondear la vinculación con la lectura que tiene el alumnado de segundo medio y los fundamentos que ellos/as proporcionaron al respecto. Los resultados de la actividad podrían ser material para otra publicación, sin embargo, existe la necesidad de que el promotor/a de la lectura no se encuentre solamente en la biblioteca escolar o sea principalmente una “tarea” del grupo docente de Literatura. Todos/as son mediadores de la lectura y esta actividad se puede cultivar día a día con pequeños y significativos gestos que plantan la semilla en los/as lectores/as del futuro.

¿Cuáles son sus estrategias para fomentar la lectura en sus contextos (familiares, laborales, docentes)? Los/as leo en los comentarios y no olviden seguir nuestro perfil de instagram @paislector.cl

Bibliografía:

Cerrillo Torremocha. “Sociedad y lectura. La importancia de los mediadores en lectura”. Conferencia Fundación Gubelkian: Lisboa, enero 2009.

Chbosky, Stephen. Las ventajas de ser invisible. Santiago: Aguilar Chilena Ediciones, 2012.

Anuncios

La mediación de El perfume de Patrick Süskind en la biblioteca escolar <3

Imagen realizada por Fernanda Urrea ©
Todos los derechos reservados

¿Hablemos de una obra de arte? Es lo primero que se me viene a la mente cuando pienso en la novela El perfume, cuyo subtítulo es Historia de un asesino. Nunca la leí porque, como muchos/as, había visto la película y grosso modo ya conocía el hilo argumental de la historia. Sin embargo, me tocó preparar una actividad en biblioteca sobre la novela- ya les contaré lo que trabajamos- y debí leer la obra.

Cuando lees El perfume de Süskind te aferras a las descripciones, a los paisajes y sentimientos que inundan el tormentoso corazón de Grenouille.

La historia de Jean-Baptiste es la de un hombre que nos obliga a preguntarnos- en la primera parte de la novela- si un asesino nace o se hace. Desde su nacimiento Grenouille está marcado por el más miserable destino de un ser humano: ser rechazado por la progenitora. Posteriormente, se comienzan a tejer una seguidilla de eventos cuyo motor principal es la deshumanización del sujeto: devolución de la nodriza, intentos de infanticidio por sus pares que–movilizados por el miedo y el desconcierto– no lo reconocen como un par, explotación como trabajador y el exilio de la vida urbana por siete años.

La novela se presenta en tres partes que no tienen título, sin embargo, el hilo conductor está dado por las etapas de la vida: génesis o nacimiento de un asesino (infancia y adolescencia); la noche oscura que dura 7 años y que culmina con el retorno a la sociedad en condiciones deplorables; la tercera parte está marcada por la consumación de un asesinato simbólico: la joven Laure Richis.

Süskind 156

[Opinión personal]

La tercera parte de la novela dilucidaría al verdadero asesino sin sentimientos y, por sobre todas las cosas, sin culpa alguna. Es interesante cómo se planifica la extracción de la vigésima quinta sustancia maestra que coronará el perfume de Grenouille. Entonces el/la lector/a se enfrenta con un clímax repleto de violencia de género, con fragmentos que nos erizan la piel de pavor, como este ejemplo de una de sus víctimas:

En mayo del mismo año se encontró en un campo de rosas, a medio camino entre Grasse y el pueblo de Opio, situado al norte de la ciudad, el cuerpo desnudo de una muchacha de quince años. Había sido golpeada en la nuca con un garrote. Süskind 195

Ese fue el modo en el cual operó hasta la vigésima cuarta mujer. Posteriormente, comenzaría el plan para atrapar a Laure quien era el más exquisito perfume que jamás había conocido el asesino. Hagamos un paréntesis para reflexionar sobre la violencia de género en esta novela de acuerdo al contexto actual latinoamericano (o mundial). Me resulta significativo que un/a docente o mediador/a de la lectura consideren que además de la comprensión lectora DEBEMOS potenciar el análisis crítico de la obra. Es por lo anterior, que insto e invito a repensar La historia de un asesino desde el enfoque de género. La dinámica puede surgir desde un grupo de conversación donde se lleve a la reflexión en torno a citas y discursos que están muy presentes en la novela, por ejemplo, ¿Por qué solo el perfume femenino obsesiona a Grenouille? ¿Cómo es la representación de la mujer en la obra? ¿Qué piensas de este fragmento?:

El ruido del golpe fue seco y crujiente. Lo detestaba. Lo detestaba solo porque era un ruido en una operación por lo demás silenciosa. Solo podía soportar este odioso ruido con los dientes apretados y cuando se hubo extinguido continuó un rato inmóvil y rígido, con la mano aferrada a la maza, como si temiera que el ruido pudiese volver de alguna parte convertido en potente eco. Pero no volvió y el silencio reinó de nuevo en el dormitorio, un silencio incluso intensificado, porque ahora no se olía el aliento de la muchacha. Süskind 216

Un segundo enfoque para mediar la lectura de El perfume viene desde un trabajo más emocional con el lector y su historia personal. La mediación se hizo con estudiantes de segundo medio y activé el tema central de la novela desde algunas citas alusivas a los olores y esencias olfativas que hay en la obra y también que encontré en internet. Acá les dejo algunos ejemplos de la primera etapa (activación de conocimientos previos):

Comentamos las citas, analizamos un pasaje de la obra y luego trabajamos la biblioactividad, es decir, primero trabajamos el eje lectura y después el eje escritura. A continuación les comparto la actividad:

Actividad realizada por Fernanda Urrea Toledo ©

Finalizamos compartiendo los recuerdos voluntariamente, de los cuales recuerdos fragmentos muy significativos. Es muy importante conectar con la lectura desde actividades desde los objetivos de aprendizaje, pero también es muy significativo dejar huellas en la trayectoria de los/as lectores/as ¿Recuerdas algún(a) profesor/a que te haya transmitido el amor por la lectura? ¿Cómo lo hizo? Cuéntame en los comentarios, un abrazote.

Buenas prácticas de lectura: la clave está en reencantar al lector y motivar al docente

Expositores (as) buenas prácticas 2018

Hola ¿Cómo están? ayer se realizó la última tertulia organizada por el Colegio de Bibliotecarios de Chile y País Lector en donde el tema a tratar fue el de las buenas prácticas de lectura en la biblioteca escolar. Conocimos distintas metodologías e ideas para promover la lectura en distintos formatos que podrán disfrutar a continuación. 

fomento lector de los clásicos de la literatura

Expositora: Marisol Vega Sobarzo

  • Hospital Félix Bulnes y Colegio Luis Campino
  • Descripción: puesta en escena de Romeo y Julieta con variadas técnicas de animación y dramatización

Estreno de libros

  • Expositor: Manuel González Mazuela
  • Colegio San Pablo
  • Descripción: transformar la biblioteca en sala de cine y lugar entretenido para llamar la atención del lector (a) infantil.

Clubes de lectura para estudiantes de enseñanza básica

  • Expositora: Paula Jorquera Espinoza
  • Santiago College
  • Descripción: fomento de la lectura recreativa a través de prácticas grupales (clubes de lectura).

Técnicas de estimulación lectora a docentes

  • Expositora: Carmen Muñoz Bohlken
  • Centro Lector de Lo Barnechea (RIC)
  • Descripción: curso de seis semanas de capacitación orientadas a entregar material docente a profesores (as) a través de lectura continua con temáticas tendientes a generar clases pedagógicas más lúdicas, entretenidas y armónicas.

 Lectura entretenida

  • Expositor: Mario González Videla
  • Municipalidad de Santiago
  • Descripción: presentación dinámica de un cuento

Para finalizar este post no olviden escribir qué opinan sobre las propuestas y a qué conclusiones podemos llegar. Que tengan una excelente semana. 

CBC y País Lector convocan a presentar buenas prácticas de lectura

¡Hola! ¿Cómo están? Les cuento que con el Colegio de Bibliotecarios (as) de Chile estamos realizando una convocatoria para que los (as) mediadores (as) de lectura participen enviando una buena práctica de lectura y la expongan en el Archivo Nacional este 19 de noviembre entre las 18.30 y 20.00 hrs. en el Salón Ricardo Donoso.

Si le interesa exponer una buena práctica para el segmento etario que le parezca relevante, le invitamos a postular para su presentación a través del siguiente formulario:   https://goo.gl/forms/clJbfVh04GpfChly1

Cierre de postulaciones 31 de octubre de 2018.

Cada presentación constará de un máximo de 10 minutos y cada ponente  debe incluir en su presentación: grupo etario al que está dirigido, objetivo(s) que interesa alcanzar.  Detalle de acciones realizadas y resultados en general.   Si la actividad requiere material de apoyo, ojalá puedan aportar muestras de ello. Para la presentación contamos con notebook, data y pantalla gigante.

This award is presented to (1)

 

Tertulia Bibliotecaria “Estándares y su aporte a la gestión del Bibliotecario Escolar”

“Estándares para Bibliotecas Escolares CRA: su aporte a la gestión del bibliotecario escolar”

 Tertulias bibliotecarias – Salón Ricardo Donoso – Archivo Nacional

Miraflores 50 – Santiago Chile

Lunes 23 de julio, a partir de las 18.30 hrs.

 

Objetivo: Sensibilizar a los encargados de bibliotecas escolares  sobre la importancia de aplicar el marco teórico que orienta su gestión.

 

Actividad gratuita abierta a toda la comunidad.   Interesados favor confirmar asistencia al correo: colegiobibliotecarioschile@gmail.com

Todos cordialmente invitados.

Saludos cordiales,

Comisión de Formación
Colegio de Bibliotecarios de Chile A.G.

“Estándares para Bibliotecas Escolares CRA_ su aporte a la gestión del bibliotecario escolar”

Reseña y comentarios: Sumisión de Michel Houellebecq

Clasificación: texto ficcional, narrativa francesa contemporánea.

Traducción: Joan Riambau.

ISBN: 978-84-339-7923-0

Editorial Anagrama, 2015.

¡Oh, bendito invierno! Esta es la novela que buscabas para pasar esos fríos días en tu cama mirando el cielo rojizo que nos ha acompañado en este sector del hemisferio sur. Sin embargo, antes de entrar a la novela es menester que sepas el contexto en el que se vio envuelta y la polémica que se produjo en el lanzamiento de la obra.

Compré hace algunos semestres la novela y estuvo en mi estantería esperando una lectura que, por supuesto, aplacé debido a que sabía más o menos de qué trataba Sumisión y quien era Michel Houellebecq.

Para quienes amamos la literatura, tener a un narrador y protagonista que es profesor, y doctor, en la materia mola (como dicen en España). Pues bien la novela transcurre en la vida de un consagrado profesor de la Universidad de París III-Sorbona que tiene una vida bastante poco ética con sus alumnas en la facultad (yo lo veo con malos ojos dado el contexto actual en Chile, sin embargo, en la ficción este detallón jamás es visto desde una mirada crítica como abuso de poder o inmadurez del personaje, por ejemplo). François es especialista en el escritor francés Joris-Karl Huysmans y se encuentra muy cerca del fin de su carrera académica, debido a que Francia en el futuro se transforma en una nación musulmana con un presidente de la Hermandad Musulmana.

Ahora me detengo porque quisiera que disfrutaran esta sublime novela (no quiero hacer spoiler).

Destacaré algunos temas que me llamaron la atención:

Para quienes quieren buscar esas huellas de la cultura francesa y su exquisito je ne sais quoi olvídenlo porque la narración y construcción de espacios me recordó a oriente y solo vestigios de lo que es (o fue en el mundo narrado) Francia. Desde este punto de vista, se logra describir muy bien la absorción del mundo musulmán en la cuna de la cultura europea.  Además, la portada de la edición de Anagrama con la Torre Eiffel junto a la Creciente y Estrella me parece un acierto editorial, todo va encajando mientras avanzas en la novela.

La visión y representación de la mujer en Sumisión nos muestra, desde una perspectiva actual, que el futuro en esta novela condena a la mujer a un espacio medieval, somos meros objetos que un hombre puede comprar y coleccionar si el salario alcanza. Tal vez este aspecto es uno de los que más me hizo ruido mientras avanzaba en la lectura.

Destaco al narrador por sobre todo: un sujeto agudo, observador y muy inteligente, aunque a ratos desorientado en cuestiones de la vida cotidiana.

Finalmente, admito que es una verdadera obra de arte que me llevó a darle un completo sentido a la lectura en un contrapunto que se da a eso de la página 245 en donde el (la) lector(a) puede relacionar el título de la novela, las circunstancias vitales del protagonista y el contexto de transformación de la región que rige La Hermandad Musulmana. Todo lo anterior se proyecta en el desenlace de la novela.

Bon appétit !

Con cariño,

F.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Reseña Marzo: Quiltras de Arelis Uribe + Concurso

¡Hola! ¿Cómo están? Hoy compartiré con ustedes una reseña nostálgica para los que este 2018 cumplimos tres décadas. Hoy lo pensaba mientras me equivocaba al anotar la fecha de devolución de un libro, pues escribía 1988 y no 2018. Bueno, cosas que podría pasar por alto, sin embargo, el destino juega con nosotros como la ruleta con la bolita ¿cierto? A propósito de la nostalgia, vamos a hablar de Quiltras de Arelis Uribe (editorial Los Libros de la Mujer Rota) publicado en el 2017 después de ganar los Premios Literarios en la categoría Mejores Obras Literarias, Cuento Publicado en el 2017. Además, les cuento que este año los Premios Literarios cumplen 25 años así que de paso les invito a participar en las categorías disponibles en su web.

El libro está compuesto por siete cuentos y es el último relato breve el que da el título a la entrega. El formato del libro me encanta porque es práctico y pequeño; Al ser del tamaño de una palma de mano pequeña es ideal para llevar en una chaqueta o cartera y entretener los “cómodos” viajes en el transporte público chileno. La portada ya nos dice mucho: el boleto antiguo escolar que pagamos a ochenta pesos y llegamos a los ciento veinte. Personalmente, creo que la elección de esta imagen es una excelente decisión editorial, puesto que apunta al imaginario de una década (o más) previas al actual sistema de transporte público.

Disfruté mucho, demasiado, de la lectura. Las narradoras de los diversos cuentos nos muestran un mundo en el que viven, un mundo de verdad, un mundo que habitamos la inmensa mayoría de las chilenas y chilenos. Olvídense de las locaciones de los canales nacionales del barrio alto donde no existe la pobreza y las casas son separadas con piscinas en el patio. Me encantó cómo los cuentos construyen una geografía real de la ciudad de Santiago (y otras ciudades de Chile). A través de cuentos como “Bienvenidos a San Bernardo”, “Italia”, “Bestias”, por mencionar algunos relatos, es posible visibilizar la injusta repartición de la riqueza y la perpetua segregación social en que vivimos.

Entramos a un dormitorio grande, tan grande que mi departamento cabía completo. Su cama era de dos plazas y eso también me sorprendió, porque en mi mundo las camas grandes eran para los matrimonios, para los papás; las camas de hijos eran de una plaza o eran camarotes para compartir y pelear con el hermano chico (36).

 

Terminamos de comer y la Nana Carmen recogió la mesa y la Italia me invitó un recorrido por la casa. Las murallas eran blancas y los ventanales enormes, enmarcados en bordes de madera limpia y barnizada (37)

 

Tenía miedo de que llegara el momento de invitarla a mi casa. No me veía llevándola hasta Quilicura en micro, presentándole a mi mamá, cada día más rubia y más gorda; a mi papá hablando con la boca llena frente a la tele; una versión grisácea y desganada de mí misma, sentada en ese living minúsculo con piso de flexit (39)

Estos son algunos ejemplos que, me parece, le dan fuerza al discurso que se articula a lo largo de algunos relatos de Quiltras: una postura crítica sobre cómo está articulada la actual sociedad chilena. En estos textos también hay locaciones comunes que me encantan: Valdivia, el Persa Biobío, el Eurocentro, San Bernardo, por mencionar algunos lugares.

“Rockerito83@yahoo.es” debe ser uno de mis cuentos favoritos ¿Quién no tuvo un ciber amor? ¿Quién no bajó música por Napter? ¿Quién no dio su número de ICQ? ¿Quién no perdió horas en los servidores de IRC? es imposible que una generación entera no se estremezca con Quiltras y acá les dejo la invitación para que lean los relatos que escribe Arelis Uribe con gran talento y una aguda pluma.

 

Con cariño,

F.

 

#PremiosLiterarios25años 

 

Para ganar un ejemplar de Quiltras comenta en este post una anécdota del colegio, la universidad o tus juntas de amigos (as) que evoquen la nostalgia 🙂 El plazo para participar empieza hoy y termina el viernes 4 de mayo. Concurso válido solo para Chile. Si compartes esta publicación en las redes sociales con el HT  #PremiosLiterarios25años y #PaislectorCL tendrás más posibilidades de ganar 😀